Kloop

Las virtudes de Kroos, a decir verdad, casan con planteamientos tanto replegados como más proactivos en términos defensivos. Su calidad posicional y técnica, unidas a su sentido del orden y la elaboración, sirve para dominar a equipos que se arman en campo propio, asegurando una pérdida de calidad y una negación del contragolpe, así como templa las presiones adelantadas, la respuesta natural a la corriente de dominio de la posesión y el juego de posición, escapando de situaciones que cualquier otro mediocentro entendería como un riesgo. Kroos es para el Real Madrid un punto de partida. Es poder comenzar de nuevo cuando todo parece perdido, como si pudiera tomar el mando a distancia y rebobinar hasta salir del atolladero. El Madrid deberá descansar en él y habilitar un circuito de salida utilizando, precisamente, la verticalidad de la presión rival.
Comprar Camisetas de Futbol Baratas Para Hombre, Mujer y Niños de todos los clubs y Selecciones Nacionales
El alemán, precisamente, utiliza como nadie la fuerza opresora de la presión adelantada para inspirar su juego. Kroos es un tipo ultracalmado que está tomando decisiones potencialmente arriesgadas con un acierto y un número de pulsaciones que se ha demostrado indefendible. Por eso, cuando el Liverpool fije marcas exteriores y rodee el principal apoyo interior, será importante que Kroos encuentre una vía lateral y, sobre todo lo demás, un apoyo por delante, aunque exija arriesgar batir una línea en inferioridad. Es común ver a Kroos dar muchos pases entendidos como no recomendables, sólo para encontrar una continuidad, dándole el mismo ritmo que la presión rival trata de producir. Su iniciativa para dar un pase en mitad de vorágines de presión, explica cómo el Madrid puede salir jugando.
Por contra, Klopp podría no buscar un robo adelantado, sino estrechar la zona de recepción, incomodar la circulación y forzar balones aéreos. Como el Liverpool presiona en bloque, la última línea defensiva acompaña la presión, siempre atenta a los movimientos de apoyo, pero sobre todo a los balones sin dueño. Y ahí podría tener relevancia la figura de James Milner. La polivalencia del centrocampista inglés se ha visto como importantísima una vez comenzaron a producirse bajas de calado. Y en la segunda jugada, en la ayuda defensiva y en la disputa ante el balón rebotado, puede estar el robo que Klopp necesite si su idea de la presión radique en la acción secundaria y no primaria. Si Klopp quiere escapar de Kroos, y prefiere arrinconar para ganar la segunda jugada, Van Dijk y Milner serán sus hombres de cara a la final.
Encuentra las botas de futbol que mas se adapte a tus características
Por eso, en clave Kiev, el Madrid encuentra en el pase vertical de Kroos, raso y hacia el apoyo de un hombre más adelantado, la oportunidad de desviar constantemente la atención. Medio segundo de retención puede ser contraproducente si el Liverpool ha cercado a los blancos, y es, por tanto, la posición lateralizada de Kroos para imantar primero y liberar con un envío tenso, un movimiento recurrente. Toni bate línea sobre el apoyo de un adelantado para recoger de vuelta dicho envío después y abrir al espacio vacío, una de las principales vías de escape del conjunto de Zinedine Zidane. Dentro de la presión asfixiante que durante tramos, puede que al inicio, tratará de articular el conjunto inglés, Kroos será su contrapartida. El contragolpe a un contragolpe. La capacidad de servirse de lo generado por el rival para descomprimirlo. Más de 70 pases por encuentro y un 94% de acierto en Copa de Europa razonan a Toni Kroos. Un centrocampista presto a convivir en paz entre el fuego enemigo.